jump to navigation

El comienzo del viaje 11/12/2008

Posted by marbaez in estilo de vida, viajes.
trackback

nocturnos1

Empiezas un jueves por la tarde con buenos propósitos, volver pronto a casa de trabajar, organizar la casa, preparar la ropa y la maleta, poner una lavadora con el resto de la ropa que no vas a llevar al viaje, en fin, dejar todo preparado para salir al día siguiente tranquilo y tener una vuelta a casa más tranquila aún. Pero en algún momento y sin saber porqué te ves delante de una botella de cutty shark, relajado, contengo, sexualmente activo y con ganas de todo menos de irte a la cama pronto.

Un poco más tarde esa botella se ha acabado, estás saliendo por la puerta emocionado, con ganas de que el camino hasta tu destino se acabe cuanto antes y que esa gran cola que hay delante del bar se parta en dos para dejarte pasar, no puedes esperar, tienes poco tiempo y esto ha de ser rápido. No estás dentro del bar para disfrutar de la música, para pasar un buen rato con los amigos o disfrutar del ambiente. Utilizas el ambiente, los amigos y la música para establecer relaciones que te llenen por dentro, aunque sea de forma efímera, con el sexo opuesto. No hay necesidad de llegar hasta el final, simplemente te vale que sea un comienzo de algo más, recuerda estás sembrando, con no mucha paciencia empezarás a recoger la cosecha de forma autómatica ya que la parte fundamental es despertar interés, si lo consigues aunque vuelvas a casa con las manos vacías no tardarán mucho en estar llenas.

Y sí vuelves a casa con las manos vacías, en parte por tu tranquilidad a la hora de hacer las cosas, o quizás porque no dispones del mismo tiempo que el resto de la gente que se encuentra allí porque recuerdas a duras penas que tienes que estar en la oficina dentro de un par de horas y eso de duele más que el pisotón que recibes de un cuerpo más que apetecible que va calzando unos tacones que parecen picahielos.

No sabes como lo has hecho, pero has conseguido levantarte a tiempo para ir a trabajar, aunque tu cabeza parece que está bien, tu cuerpo lo nota, apenas es capaz de llevarte hasta la puerta del baño y la oficina queda bastante más alejada. Es en estos momentos cuandote recuerdas lo imnportante que es poseer coche propio.

Y ya está, te ecuentras delante de la pantalla de tu ordenador, ‘trabajando’ como el resto de tus compañeros que fueron más responsables que tú.

Y por la tarde a recoger al Ekletiko

Anuncios

Comentarios»

1. eleklektiko - 18/12/2008

y Eleklektiko estaba esperando…

2. chikinita - 09/01/2009

y yo no digo nada que luego todo se sabe….jajjaa


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: